HANAMI
Así es como definen los japoneses la tradición milenaria de admirar el florecimiento del sakura o cerezo, brindando un espectáculo de vida. Y es precisamente su delicadeza y elegancia la que Inmaculada García ha querido transmitir en sus nuevas creaciones. Partiendo de esta base, la pureza, la fluidez y la vaporosidad son los rasgos principales de la colección 2017.

La firma ha optado por mantener sus tres líneas: My Couture, My Essentials y My Secrets. Eso sí, las diferencias entre ellas son más remarcadas, y a su vez muy representativas de la singularidad de los vestidos de novia de la diseñadora. De esta manera, mientras My Couture se asocia a la elegancia y la alta costura, My Essentials se caracteriza por su romanticismo y la sencillez. My Secrets, por su parte, da rienda suelta a la libertad absoluta en la creatividad.

Seda, tejidos naturales, gazares, organzas, tules bordados, encajes, gasas, muselinas, organzas, aplicaciones de pedrería…